SÚMATE AL OUTSOURCING,

UNA TENDENCIA ESTRATÉGICA.

1º de Octubre, Día Mundial del Árbol en Bolivia

Suecia fue el primer país del mundo en instituir un día del año como "Día del árbol". Esto ocurrió en 1840, cuando en dicho país se había tomado conciencia de la importancia que tienen los recursos forestales, del cuidado que se debía brindar a los árboles, y la necesidad de introducir a los niños desde temprana edad, en el conocimiento y la práctica de una tarea a largo plazo.

 

Años más tarde, muchos suecos emigraron a Estados Unidos y llevaron consigo esta valiosa herencia cultural, cuyo ejemplo sirvió para que Norteamérica en 1872, también instituyera su "Día del árbol".

  

Una jornada para llamar a la sensibilidad

El Día Nacional del Árbol se celebra en Bolivia el 1 de octubre como una iniciativa para despertar la responsabilidad de conservarlos como recurso natural invalorable.


Esta iniciativa surge de instituciones relacionadas a la naturaleza en procura de divulgar la importancia de los árboles para el país, que posee dos millones de hectáreas de bosques tropicales. Según el Proyecto Bolfor II, Bolivia logró ser el primero en la lista de países certificados en el mundo.Este logro se celebró en grande, de manera que más empresas puedan unirse al manejo sostenible de los bosques como parte de una actitud responsable.


Bolivia posee casi el 50% de su superficie cubierta por bosques, en su mayoría con características tropicales. Es uno de los pioneros en promover la conservación de los bosques a través de la certificación.

 

Según la Organización Mundial de la Salud, en las grandes ciudades tienen que existir dos árboles por persona


 

Estado del Medio Ambiente y Medidas Normativas sobre Bosques – Mundial

Durante los últimos 30 años, la deforestación se ha incrementado continuando con un proceso de larga data. Entre las principales causas directas de la tala y degradación de bosques se encuentran la expansión de tierras agrícolas, la explotación selectiva de madera y de otros productos forestales, la sobreextracción de leña y el pastoreo excesivo. Entre las fuerzas subyacentes se encuentran la pobreza, el crecimiento demográfico, el comercio y el mercadeo ilegal de productos forestales, así como las políticas macroeconómicas. Los bosques también son objeto del deterioro ocasionado por factores naturales como plagas, enfermedades, incendios y fenómenos climáticos.

 

La pérdida de superficie mundial de bosques durante los años noventa fue de aproximadamente 94 millones de hectáreas (equivalente al 2,4 por ciento del total de bosques.) La deforestación de bosques tropicales es del 1 por ciento anual. En los años noventa, casi el 70 por ciento de las áreas deforestadas fueron convertidas en tierras aptas para la agricultura, Según un estudio reciente que utiliza datos satelitales globales y constantes se estima que la extensión de los bosques naturales densos (donde la cubierta de copas es de más del 40 por ciento) que quedaban en el mundo en 1995 era de 2870 millones de hectáreas, equivalente al 21,4 por ciento de la superficie de las tierras del planeta.

 

La Conferencia de Estocolmo reconoció que los bosques constituyen los ecosistemas más amplios, más complejos y capaces de perpetuarse a sí mismos, e insistió en la necesidad de contar con políticas sólidas relativas al aprovechamiento de tierras y bosques, con una vigilancia permanente del estado de los bosques mundiales y con la introducción de la planificación de la gestión forestal. A la fecha, esas recomendaciones siguen siendo válidas e incumplidas, debido a los conflictos de intereses en la gestión ambiental ya sea éste tendiente de la conservación del medio ambiente o al desarrollo económico.

 

banners_derecha_07.jpg

Todos los Derechos Reservados - CopyRight 2010